El futuro de la Smart Technology y el Internet de las Cosas.

¿QUÉ ES EL INTERNET DE LAS COSAS?.

Un objeto o cosa inteligente es aquel que puede comunicarse con nosotros. Por eso a veces el Internet de las Cosas se llama Internet de los Objetos.

El Internet de las Cosas es un escenario donde animales, personas u objetos están todos conectados y provistos identificadores únicos. Un identificador único, UID por sus siglas en inglés (Unique Identifier) es una cadena de datos numéricos o alfanuméricos que están asociados una sola cosa, a una sola entidad (animal, objeto o persona) y cuyos datos se almacenan en un sistema informático. De esta forma ese objeto, animal o persona tiene un identificador único gracias al cuál podemos acceder a los datos asociados a esa entidad e interactuar con ellos.

Entendiendo lo anterior, se define entonces como Internet de Las Cosas a ese escenario donde las personas, objetos o cosas tienen la posibilidad de transferir datos sobre ellos a través de la red sin necesidad de interacción entre persona-persona o persona-dispositivo inteligente. Todo esto es posible gracias a la evolución de las tecnologías sin cables, a los sistemas electrónicos móviles y a la Internet.

EJEMPLOS DEL USO DEL INTERNET DE LAS COSAS.

Un refrigerador que avisa al supermercado de las cosas que necesitas su caducidad y hasta solicitar su reposición y compra a nuestro almacén preferido.

Un dispositivo de uso cotidiano que te permite conocer en tiempo real tus facultades bioquímicas, para que sean transmitidas y analizadas por el médico.

Diferentes electrodomésticos que se encenderán antes de llegar a nuestra casa (lavadoras, coolers, sistemas de alumbrado, etc.).

Inodoros que realicen análisis de orina y nos recomienden la dieta más adecuada.

Zapatos deportivos que registren los kilometros que corriste cada semana.

Aplicaciones móviles para la compra de boletos de transportes eficientes y pago de servicios de gobierno desde un teléfono celular.

Autos inteligentes que conduzcan y se estacionen por si mismos.

Ciudades inteligentes donde TODO está conectado a TODO y pensado para aumentar la calidad de vida y confort de sus habitantes.

¿Se te ocurre algo más?…Seguro que si.

En realidad, este término Internet de las Cosas no debe sonarnos complicado, pues aplicaciones para monitorear: objetos, casas, autos, uso de energías y demás ya existen en nuestra sociedad y solo es cuestión de que la infraestructura de telecomunicaciones e Internet tengan la capacidad para manejar el tráfico de datos eficientemente para garantizar una operación estable y muy segura en la red.

¿QUE SUPONE TENER TODAS LAS COSAS INTERCONECTADAS?.

Si aplicáramos a todo lo que existe en nuestro planeta al “Internet de las Cosas”, la sociedad en la que vivimos cambiaría de forma radical. Todo nuestro planeta se volvería INTELIGENTE  por la forma en la que podríamos interactuar con éstas. Pensemos además que está demostrado que las personas están rodeadas normalmente de unos 1,000 a 5,000 objetos. Si tuviéramos todos estos objetos identificados, podríamos interconectar el mundo real con el mundo en línea de esos objetos, como por ejemplo ya sucede con las etiquetas RFID o los famosos códigos QR.

¿ESTAMOS PREPARADOS PARA UN MUNDO INTELIGENTE?  CONSECUENCIAS DEL INTERNET DE LAS COSAS.

Si todo lo que nos rodea estuviera interconectado y nosotros mismos con ello, todo podría manifestarse en una red online. Cualquier usuario o máquina podrían recibir información de todo eso para simplificar las actividades cotidianas. 

Probablemente el Internet De Las Cosas se aplique primero para automatizar la compra de bienes, el transporte, la seguridad, la salud, etc. pero más tarde o más temprano, llenará nuestra vida cotidiana, puestos de trabajo e incluso al Gobierno.

Según estudios oficiales para el año 2020 nuestro universo digital será 44 veces más grande que en la actualidad. Todo esto hará que la sociedad tal y como vive hoy, sea muy diferente para entonces porque estaremos repletos de información al alcance de nuestra mano y como modelo de negocio para muchos. Internet funciona de forma masiva desde el año 1990 y es probable que para el 2020 nos encontremos ya en la versión 2 de internet, que aseguran será la solución definitiva ante la enorme cantidad de información.

Está claro que el Internet De Las Cosas nos proporcionará grandes ventajas, pero hay varias vulnerabilidades que pueden jugar en nuestra contra. Nuestra dependencia en un mundo donde todo esté conectado va a ser brutal, perderemos probablemente gran parte de nuestra privacidad o seremos más aislados del trato personal.

CONCLUSIONES.

El Internet de Las Cosas será en breve el término de moda aunque muchas personas ya lo utilizan a diario sin apenas darse cuenta, de hecho será un arma de conexión masiva y un filón para cualquier tipo de negocio. Ahora mismo podemos imaginarnos que es el Internet de Las Cosas, pero cuando sea un hecho tendrá un impacto global y el ser humano deberá ser más inteligente para moverse en ese nuevo mundo en donde LO REAL y LO DIGITAL serán UNO. Solo como ejemplo podemos decir que el número de cosas conectadas a internet sobrepasó en el 2008 al número de habitantes del planeta. Se estima que habrá 50,000 millones de dispositivos conectados entre si para el año 2020.

Hoy es el momento de actuar y priorizar la conectividad en nuestro país, ya que el Internet de las Cosas y el uso de Smart Technologies no pueden esperar más. El no hacerlo creará una brecha infranqueable para mejorar efectivamente y a fondo, la calidad de vida de los habitantes, extendiendo los servicios de salud, educación y gobierno a todos los habitantes.